Pete Vicentini: El Piano Man de Curramba

57

Popular en Barranquilla, la costa Atlántica y en el gremio de melómanos y coleccionistas de salsa colombiana, pero prácticamente desconocido en el resto del territorio nacional por el mayoritario público de las nuevas generaciones que ha desplazado la música tropical y la salsa por el reguetón, la bachata y ritmos anglo, Pete Vicentini es el típico artista que aunque no dejó una numerosa producción ha sabido dejar una huella indeleble en el desarrollo del movimiento salsoso criollo que vale la pena rescatar, si no del anonimato, por lo menos del olvido.

Pete Vicentini no tuvo el éxito arrollador de Fruko, Joe Arroyo o el Grupo Niche – comercialmente hablando – pero ganó con sobrados méritos respeto y admiración por su larga trayectoria, profesionalismo y calidad artística como director musical, compositor, pianista y arreglista.

Pedro Luis Vicentini del Valle nació en Barranquilla un 31 de marzo de 1946, hijo del inmigrante ecuatoriano Pedro Isaías Vicentini Zambrano y de la barranquillera Josefa Matilda del Valle. Su abuelo paterno era italiano y de ahí proviene su apellido. Se dedicó a la música desde que estaba terminando el bachillerato. Tocaba la corneta en la banda de guerra y hacía parte del grupo coral del colegio.

A los nueve años tuvo su primer acercamiento con la música porque un vecino suyo tocaba el acordeón y los niños se reunían a tocar, él los acompañaba con unos palitos tipo clave pero aun no tenía ningún concepto ni formación musical.

Sus primeros gustos por la música tropical se enfocaron en Pacho Galán, Pompilio Rodríguez y Pérez Prado que por aquel entonces estaban en furor.

Más adelante, a sus 13 años, empezó a tocar la caja vallenata en una agrupación un poco más formada que interpretaba música de los Corraleros de Majagual, Aníbal Velásquez y Alfredo Gutiérrez, lo cual se le facilitó por su habilidad para ejecutar instrumentos de percusión. Haciendo parte de esta agrupación, de nombre Los rítmicos de la Costa, aprendió a tocar el acordeón hasta que desplazó al acordeonista oficial y se hizo cargo de la dirección musical de la pequeña banda.

Ingresó a estudiar arquitectura en la Universidad del Atlántico donde llegó a ser presidente del grupo Coral gracias a sus conocimientos musicales adquiridos empíricamente. Empezó a comprar música de Eddie Palmieri, El Conde Rodríguez, Richie Ray y el Gran Combo y se dio cuenta que lo suyo era más la salsa que la música tropical colombiana. Con el tiempo la pequeña agrupación se fue convirtiendo en Los Supersónicos, orquesta compuesta por piano, dos saxofones, dos violines, batería, bajo, tumbadora y la voz de Pete Vicentini, cuyo principal repertorio eran los éxitos de Los Blanco de Venezuela. A finales de 1967 ingresaron a trabajar al Club Barranquilla donde les exigieron que eliminaran los violines e incorporaran una trompeta y la banda pasó a llamarse Los Harmónikos.

En 1969 realizó sus primeras grabaciones con el sello Sonofiesta cuando fue convocado a grabar seis LP con Chico Cervantes: cinco de música corralera y uno con La Sonora Caliente. En uno de los trabajos tocó el bajo en el tema Nostalgia campesina.

En 1971 participó con Los Harmónikos en el festival de orquestas y al término de su presentación lo buscó Javier García, promotor de Codiscos, y le propuso que grabara un par de números de muestra a ver qué posibilidades había de producir un disco. Curro Fuentes le colaboró para hacer la grabación de los dos temas en los estudios de Sonolux: Caracolito del Rio y La hamaca grande, en la voz de Jackie Carazo, quien por aquel entonces oficiaba como cantante del Súpercombo los Platinos. Al otro día de haber recibido las grabaciones en Medellín, la casa disquera le envió los pasajes al maestro Vicentini para que viajara a firmar su primer contrato, de exclusividad, por año y medio. Fue el 19 de abril de 1971.

En razón a que en Venezuela existía una orquesta que se llamaba Los Armónikos, las directivas de Codiscos le exigieron cambiar el nombre de la banda. Vicentini pensó en el Afrocombo, combo por la modalidad de la agrupación y afro por la moda que se imponía. A los dos meses estaban grabando en Medellín el primer LP del Afrocombo titulado Pan con salsa. El álbum incluyó puros cortes de salsa a excepción de la cumbia “Barranquilla, sol y cumbia”. Previo al lanzamiento del larga duración, la disquera publicó un sencillo con los temas “El huevo” y “Oye como va”, que fue éxito inmediato. Los músicos de esta producción fueron: Pete Vicentini (director, arreglista y compositor), Jackie Carazo (cantante), Willy Newball (piano), Charlie Rey y Rafael Rey (trompetas), Granville March y Rodrigo Rodríguez (saxos), Ismael Cervantes (batería) y Goyo Castañeda (tumbadora), G. Diez R. y H. Moreno (productores), H. Moreno (dirección artística), E. Aguilar (supervisión musical) y G. Alzate (sonido).

En 1972 grabaron el segundo LP también con Codiscos titulado “¡El Afrocombo llegó! Con su carrito de vapor”, con los mismos músicos de la anterior producción. Fue la primera orquesta barranquillera en ganar un Congo de oro con el tema Bomba pa´ los cueros.

En 1974 firmó con Sonolux y le aprobaron la grabación de un LP con la división Caliente. Así se hizo “El nuevo sonido de El AfroCombo de Pete Vicentini”. Ingresaron Ciro Olascoaga (trompeta), Luis Almario (saxo alto), Manuel Cervantes (trombón) y Charlie Pla (bongó).


 
En 1975 el Afrocombo entró en una etapa de recesión y Mike Char le propone a Jackie Carazo crear El Clan Antillano. Vicentini participó en el segundo LP titulado El Clan Antillano (1976), el de la carátula roja. Fue cuando se dedicó de lleno a tocar el piano ya que Willy Newball se había ido a Venezuela.

Este mismo año es llamado a participar como pianista y arreglista en la producción del álbum “Con Esthercita Forero Érase una vez en La Arenosa”, disco que narra la historia de Barranquilla a través de sus canciones. Para este trabajo la agrupación la llamó Pete Vicentini y sus Estrellas. El disco tiene su anécdota y es que debió ser grabado dos veces, pues la grabación original, realizada en los estudios Sonofiesta, se dañó en su totalidad y se debió hacer nuevamente, esta vez con Discos Tropical. Cuenta con 16 cortes en los que aparte de Esthercita Forero cantan Alci Acosta, Carlos Rico, Saulo Sánchez, Walter Gutiérrez, Armando Galán, Walfer Gutiérrez, Hernán Hernández y el mismo Vicentini que vocaliza Mi gente.

Debido a diferencias de criterio con Carazo, Vicentini se separa del Clan Antillano. En 1978 graba un nuevo LP con El Afrocombo, con las voces de Freddy Cruz y Adalberto Escobar, titulado Como un cañón.

En 1979 vuelve Jackie Carazo y junto a Hernando Barbosa hacen las voces de la orquesta. Vicentini es invitado a grabar dos temas en el primer álbum que se grabaría en los nuevos estudios Felito Records, en Barranquilla, un compilado tropical titulado “Derritiendo grasa musical”, que incluía temas de Dolcey Gutierrez y otros artistas costeños. Los números, de corte folclórico, fueron El apagón y Recuerdos de cumbia.

En 1981 se graba el LP “El Enjabonao”, con Carazo y Barbosa. Incluyen El Apagón ya que había sido el éxito del compilado del 79.

A finales de ese mismo año la orquesta entre en crisis debido al retiro de varios de sus integrantes incluyendo sus líderes vocales. Vicentini convoca músicos jóvenes y la nueva voz es Charlie Gómez (quien se convertiría en figura con el Grupo Raíces) hasta 1984.

A pesar de las dificultades por las que atravesaba la agrupación grabaron dos canciones de Juan Carlos Rueda (a quien la Ponceña le grabó unos temas de quien decía Vicentini era el hombre orquesta porque oficiaba de manager, compositor, bailarín coreógrafo y corista) titulados La vecina rumbera y Aguanta ahí, en los estudios Unisón, producción del mismo Vicentini. Esa cinta fue vendida a Discos Fuentes y los temas se publicaron en un súpersencillo en 45 RPM. La orquesta se llamaba El Afrocombo espectacular.

En 1985 le ofrecieron un contrato para trabajar de planta en el Club Barranquilla pero lo condicionaron a incorporar más instrumentos musicales a la banda (tres saxos, dos trompetas y un trombón) y cambiarle el nombre. Entonces se llamó La Orquesta ABC, con la que trabajó dos años.

En 1987 se separa de una agrupación que habían conformado con Joseíto Martínez, Chelito de Castro y Hugo Molinares y organiza el Grupo Guanabacoa. Sus cantantes fueron Hugo Alfonso Molinares, Freddy Córdoba y Will Pertuz. En 1989 se graba y produce el álbum Pete Vicentini y su Grupo Guanabacoa, publicado en 1990 bajo el sello Felito Records. Los músicos fueron: Pete Vicentini (teclados), Armando Galán (trompeta), Elvis Mendoza (trombón), Eliseo García (Saxo alto, tenor, soprano y clarinete), Kike de la Hoz (bajo), Carlos García (timbales), Alex Lalinde (congas), Walter Gómez, Alfonso Jiménez, Fabián Picón, Hugo Alfonso y Pete Vicentini (percusión), Freddy Córdoba (guitarra).

Posteriormente disolvió la banda y trabajó con Nelson Henríquez haciendo giras por todo el país durante algunos años. Después rearmó El Afrocombo incorporando trombones para interpretar los números de aquellas grandes orquestas que se caracterizaron por el sonido agresivo de este instrumento de viento, tipo Willie Colón y Mon Rivera.

En el 2009, bajo su producción, lanzó dos canciones del Afrocombo para la temporada carnavalera: La candelita y La calle del carnaval. Lleva varios años con el proyecto de producir dos CD con su orquesta, uno con números nuevos y otro con mosaicos de sus éxitos.

Durante los últimos años ha continuado activo en el mundo de la música como propietario de la empresa de grabación y producción Produmúsica.

DISCOGRAFÍA
El Afrocombo – Pan con Salsa (Codiscos-Famoso, LDF-1014, 1971).
El Afrocombo llegó! Con su carrito de vapor (Codiscos-Famoso, ELDF-1057, 1972)
El nuevo sonido de El Afrocombo de Pete Vicentini, la voz de Jacky Carazo (Sonolux-Caliente, LCS-153-101, 1974).
El Clan Antillano (Codiscos-Costeño, EZ 20619, 1976).
El Afrocombo de Pete Vicentini – Como un cañón (Felito Records, 1978).
Derritiendo Grasa Musical (Felito-Urramba, LP 4000, 1979).
El Afrocombo de Pete Vicentini. Cantan: Jacky Carazo – Hernando Barbosa (FM-Urramba, LP 2093, 1981).
Pete Vicentini y su Grupo Guanabacoa (Felito Records, LP-0144, 1990).
Con Esthercita Forero érase una vez en Barranquilla (Felito Records, 1998).

Fuentes:
Entrevista con Pete Vicentini hecha por Evelyn Raetz – Herencia Latina http://www.herencialatina.com/Pete_Vicen…/Pete_Vicentini.htm
Entrevista con Pete Vicentini hecha por Néstor Emiro Gómez Ramos – Pete Vicentini, entre los auténticos pioneros de la Salsa en Colombia. (https://www.youtube.com/watch?v=Z792DCHNWTU)

Comments

comments

Compartir